Gaceta Mosca ...
PÁGINA DE INICIO
TODOMOSCA
MONTAJE
ESCUELA
GALERÍA
CONTACTO
Todomosca 10/01/2011
¨Posicionando la Ninfa¨
Técnicas de Pesca, Ninfa (1ª Parte)

La pesca a ninfa, cada vez es más practicada entre todos los mosqueros.

Cada temporada que pasa, nos encontramos con más gente que practica este estilo de pesca.

Nuestros peces se alimentan todo el año, y generalmente, por cada cebada que logramos divisar, tenemos varios peces alimentándose debajo de la superficie. Tenemos que recordar, que la vida subacuatica es vital para la alimentación de nuestros peces, gracias a las larvas, pupas, ninfas, emergentes… haciendo así, una dieta rica y variada.

En esta gaceta, daremos una serie de pautas a seguir, para que la práctica de este estilo de pesca sea mas fructífero, pudiéndole sacar mas provecho a nuestras salidas de pesca.

Algo que tenemos que hacer, es colocar las ninfas a la profundidad de nuestros peces; donde están comiendo y protegiéndose.

Un pez, pocas veces estará nadando a contra corriente malgastado energías para alimentarse. Este elegirá zonas, donde reciba alimento con el mínimo esfuerzo y desplazamiento. A estas zonas las denominaremos apostaderos.

Primero pescaremos nuestra orilla; seguiremos con varios lances en   abanico hasta llegar a pescar la orilla contraria.

En la pesca a ninfa, independientemente del estilo que practiquemos, si usamos indicador de picada, muelles, si pescamos en tándem, a la polaca,  si solo pescamos con una ninfa, a pez visto….., siempre tenemos que tener una cosa bien clara, y es la profundidad en la que están los peces; y por lo tanto, a la que tiene que estar nuestra ninfa.

Tenemos que saber colocar siempre, las ninfas delante de los peces, y no dejarlas derivar por encima de estos o por debajo, donde no pasará a ser su alimento. Más aun en tiempos fríos, donde el pez hará el mínimo de esfuerzo para coger nuestras imitaciones.

Aquí os dejamos un práctico organigrama  para visualizar como colocar una ninfa:

 



www.todomosca.com

 


Factores a tener en cuenta a la hora de colocar una ninfa

Tenemos que saber cuanto pesan nuestras artificiales:

El peso es primordial a la hora de pescar a ninfa. Intentaremos colocar nuestras ninfas a la altura en la que está comiendo el pez, sea cual sea su posición (fondo, medias aguas…).
En el mercado venden unos pesos de precisión que nos pueden ser de gran utilidad.
Las ninfas las podremos lastrar con bolas de tungsteno, latón, hilo de plomo de diferentes diámetros, plomo en lágrima, plomo en lámina adhesiva…

peso digital

 

No hay que ser muy listo para adivinar que a cuanto más pese la ninfa, más profundiza. Una ninfa hecha con un anzuelo del 16, con su cabeza de tungsteno y un par de vueltas de hilo de plomo nos vendrá a pesar sobre 0.30 gramos, un buen peso para pescar entre medio y un metro sobre la superficie. Si le quitamos todo el peso, se nos quedará sobre los 0.07 gramos y no nos bajará más de un palmo de la superficie. Sin embargo, una ninfa hecha con un anzuelo del nº 10, con su cabeza respectiva y sus vueltas de hilo nos conseguirá un peso sobre 0.50 gramos, más que suficiente para bajar a más de un metro de la superficie del agua.

La resistencia que tenga el montaje al agua:

Este punto es muy interesante, y consiste en lo aerodinámicas que hacemos nuestras ninfas, para ofrecer la mínima resistencia con el roce al agua a la hora de sumergirse.

Nos imaginamos dos tipos de ninfas; una pupa de tricóptero, como la que tenemos en la ficha de montaje nº 4 y un quironómido como la que tenemos en la ficha de montaje nº 6. La pupa, es todo lo contrario a una ninfa aerodinámica. Tiene fibras y pelos por todas partes, las cuales, le otorgan un gran aporte de realismo a la ninfa, (le da mucha vida), pero la hacen frenar a la hora de descender al lecho del rio. Sin embargo, el quironómido, parece una bala, es perfecto para descender con gran rapidez, ya que no ofrece ninguna resistencia; eso sí, carece de realismo y de vida.

Unas ninfas que están siendo reconocidas, cada vez más, por los pescadores a mosca, son las ninfas denominadas “perdigones”. Ninfas, como nuestro quironómido, diseñadas primordialmente para profundizar rápidamente, arrebatándole aportes de realismo, no añadiéndole fibras ni pelos pero muy efectivas.

 

El diámetro, a la vez que el material del hilo, también juega un papel importante:

Un diámetro de hilo grueso ofrecerá más resistencia al hundirse que uno de diámetro más fino
.
Si usamos hilos de fluorocarbono nos serán más útiles, ya que su densidad es la misma que la del agua. Dicho de otra manera, este hilo no flota, y no tira para arriba de la ninfa. Si por el contrario usamos el hilo tradicional, tenemos que tener en cuenta que este hilo si flota.

 

La corriente en ese momento:

La velocidad del agua impide que nuestras ninfas consigan profundizar. Este factor es muy variable, ya que podemos estar pescando en una tabla sin corriente y a los 100 metros en unos rápidos. Podemos tener la misma ninfa, con el mismo hilo, pescando en la tabla, a una profundidad de 1 metro y en las corrientes no bajar más de 2 palmos. Es algo inevitable, pero siempre para tener en cuenta.

Por todos estos puntos no es solo elegir una ninfa y listo. Tenemos que saber primero donde queremos que actué esa ninfa, y después ya pensaremos con que estilo de pesca, si una o dos, indicadores, etc.

(En próximos artículos describiremos, diferentes técnicas de pesca a ninfa)


El contenido de esta web es propiedad de todomosca. Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta web sin permiso previo de sus autores.Todomosca no se hace responsable del material enviado por los colaboradores o usuarios, tampoco publicara fotos o videos de peces que no hayan sido correctamente manipulados (heridos o muertos) y devueltos a su hábitat.
- www.contact@todomosca.com -